Este domingo alrededor de un millón y medio de personas marcharon en diferentes ciudades brasileñas para pedir la destitución de la presidenta, Dilma Rousseff, por un escándalo de corrupción en la empresa estatal Petrobras y múltiples problemas económicos.

Una de las personalidades que se unió a las protestas fue Ronaldo Luís Nazário de Lima, quien fuera Campeón del Mundo con la Selección brasileña en los Mundiales de Estados Unidos 94 y Corea-Japón 2002. El futbolista brasileño fue visto en las calles de Sao Paulo donde, según reportes de la policía militar, se congregó el mayor número de personas con aproximadamente un millón de individuos que recorrieron las principales avenidas. En la camiseta que llevaba puesta se podía leer "la culpa no es mía, yo voté por Aécio", en clara referencia al senador Aécio Neves que fue derrotado por Dilma en las elecciones presidenciales de octubre pasado.

Estas movilizaciones se efectuaron en medio de investigaciones contra los gobernadores de Río y de Acre, entre otros 47 políticos más, en su mayoría aliados al gobierno o miembros del Partido de los Trabajadores (PT), al cual pertenece la mandataria Rousseff. Además, la economía brasileña enfrenta problemas de inflación llegando a 7.7%, el mayor nivel en una década.

En la galería de fotos pueden observar cómo se efectuaron las marchas en Brasil durante este domingo.