El ascenso de la carrera de Seth Rollins en la WWE podría verse detenido y no por una baja de nivel en los cuadriláteros, sino por un escándalo sexual que ha dado vueltas en las redes sociales.

El autonombrado "Futuro de la WWE" posteó una imagen en la que se ve a Zahra Schreiber, diva de la NXT, desnuda haciéndose un selfie en un espejo.

La imagen fue vista en el sitio de la empresa del entretenimiento deportivo, pues las actualizaciones de las redes sociales de los luchadores aparecen en autómatico.

Por si fuera poco, la esposa de Rollins, Leighla Shultz, subió una imagen en la que aparece el dueño del maletín de Dinero en el banco sin ropa.

La imagen de la mujer de Seth Rollins después fue borrada y el luchador se disculpó en Twitter, argumentando que su cuenta había sido hackeada.

Conoce a los protagonistas de este escándalo sexual de la WWE en la galería.