El aficionado del Deportivo La Coruña, Francisco Romero "Jimmy", quien falleció el domingo en una pelea entre el grupo Riazor Blues y el Frente Atlético, después de la victoria del Atlético de Madrid por 0-2 ante el "Depor", fue enterrado este miércoles en el cementerio de Feáns, en la Coruña.

Ayer antes del juego entre el Deportivo y el Málaga, por la Copa del Rey que terminó 1-1, los jugadores hicieron un minuto de silencio en su honor.

Lee también: Hincha del Deportivo murió por un golpe en la cabeza