Los jugadores de los equipos más aclamados del mundo iniciaron este mes con auto nuevo, gracias a su patrocinador, la marca de automóviles Audi. Pero los gustos salieron a relucir, y mientras Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos eligieron un auto valorado en 130 mil euros, Messi y su técnico Luis Enrique, prefirieron uno más modesto (70 mil).

El carro más solicitado por los jugadores de ambos equipos fue el Audi Q7, versión Diesel TDI valorado en unos 70 mil euros. Ronaldo y Ramos prefirieron un Audi S8 TFSI que cuesta cerca de 130 mil euros. Toni Kroos eligió un S7 Sportback 4.0 valorado en casi 100 mil euros.

Messi se quedó con la berlina A7 Sportback 3.0 TDI con un precio de unos 70 mil euros. El auto de Neymar (Audi Q5) supera los 60 mil. El entrenador azulgrana, Luis Enrique manejará un Audi Q7 3.0 TDI (70 mil euros) y su oponente, Carlo Ancelotti prefirió uno de 112 mil euros, el A8 3.0 TDI Clean Diesel.