El español David Ferrer, séptimo favorito, se clasificó para los cuartos de final de Roland Garros al derrotar este lunes con gran autoridad al croata Marin Cilic y jugará por un puesto en semifinales con el escocés Andy Murray.

"Ganar en tres sets no me lo esperaba. Marin (Cilic) es un jugador muy peligroso, que saca muy bien y con mucha potencia en sus golpes. Me he sentido cómodo de principio a fin", dijo el tenista.

Ferrer jugará por un puesto en semifinales con el británico Murray, que este lunes eliminó al francés Jeremy Chardy.

"Este año juega más agresivo con sus golpes y luego físicamente es uno de los tres mejores. Si a eso le sumas el talento y que de cabeza está más receptivo, más calmado consigo mismo, ahí tienes el año que lleva en tierra batida", dijo Ferrer.

A sus 33 años, Ferrer, ganador este año en Rio de Janeiro, Doha y Acapulco, alcanza los cuartos en París por quinta vez en su carrera.

"Llego bien físicamente para poder darlo todo en el siguiente partido. Estoy contento por el juego que he desplegado, por cómo he jugado en todo momento. Eso es bueno para el siguiente duelo", añadió el alicantino.