Llegó el día tan esperado para los seguidores de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) que tendrán la gran final del Super Bowl en el Estadio de la University of Phoenix, en Glendale, Arizona. Se trata de uno de los eventos televisivos con mayor audiencia en Estados Unidos cada año (el pasado tuvo unos 111,5 millones de espectadores) y no se esperan menos en esta 49° edición.

Varios aspectos están relacionados con este partido que, desde 1967, enfrenta a los dos mejores equipos del fútbol americano profesional, y que en cada ocasión promete ser una fiesta aún más espectacular que la anterior. La gran final se la disputarán los Halcones Marinos de Seattle -actuales campeones- y los Patriotas de Nueva Inglaterra.

El show del medio tiempo

El arranque del fenómeno se dio en 1993, cuando Michael Jackson reemplazó a las bandas universitarias para presentar cinco canciones y sentar los precedentes de los futuros shows, donde la premisa sería tener artistas de alto nivel. Desde entonces, Paul McCartney, Rolling Stones, el homenaje de U2 al 11-S y el llamado "error de vestuario" cuando Janet Jackson quedó con un pecho descubierto son algunos de los más recordados. Ahora, el turno será de Katy Perry y Lenny Kravitz.

El "show" de medio tiempo, tiene una duración de 17 minutos, más los 13 que se acumulan para preparar el escenario y posteriormente desmontarlo

Perry será la encargada de dejar su huella en uno de los momentos más importantes que engloba al Super Bowl.

En días pasados, la revista Billboard anunció los siguientes temas como los favoritos del público para que sean interpretados por la artista durante el medio tiempo:

-Firework 13.65%

-Roar 12.83%

-Dark Horse 12.44%

-Teenage Dream 8.04%

-California Gurls 6.80%

-I Kissed a Girl 6.67%

-E.T. 5.26%

-Hot N Cold 5.05%

-This is how we do 5.02%

-Part of me 3.95%.

La cantante estadounidense deberá enfrentar a pesos pesados de la industria que la sucedieron como: Bruno Mars, Beyoncé y Madonna, entre los más recientes. Todo un reto considerable.

El premio

Al campeón de la NFL se le recompensa su esfuerzo con el trofeo Vince Lombardi, que debe su nombre al legendario entrenador en jefe de los Empacadores de Green Bay y que al mando de este equipo ganara los primeros dos Super Bowl.

Esta pieza enteramente de plata, de 56 centímetros de alto y 3.5 kilógramos de peso, fue concebida en una cena entre el comisionado de la NFL Pete Rozelle y el vicepresidente de la prestigiada firma de joyería Tiffany & Co. Oscar Riedner, quien hizo el boceto del trofeo en una servilleta.

En números

171 millones de televidentes se estima que verán el juego alrededor del mundo.

34 son los idiomas en los que se realizará la transmisión del Súper Bowl.

4.5 millones de dólares es el costo de un espacio publicitario de 30 segundos durante el Súper Bowl.

4,830 dólares, el promedio del costo de una entrada para esta edición, lo que representa un incremento de casi el 22% comparado al juego anterior.

4 mil guardias de seguridad privada fueron contratados para el evento por la NFL, además de la policía de Phoenix que estará movilizada ese día.