La eliminación de Colombia ha generado reacciones encontradas, aunque en su mayoría, se puede ver el aprecio que tienen los colombianos hacia su selección.

Por un lado, el portero David Ospina se convirtió en el héroe nacional.  Sus grandes atajadas lo convirtieron en el mejor futbolista del partido. Y a pesar de que Jeison Murillo falló un penal, lo siguen considerando como un buen central. De hecho, los colombianos le perdonaron eso por el gol ante Brasil.

Pero a Muriel y a Zúñiga no les perdonaron nada. Ahora se burlan de ellos con los penales que fallaron. Nadie sabe, hasta ahora, dónde se encuentran los balones que perdieron.

Estas y otras reacciones las podrán ver en la galería que acompaña la presente nota.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".