Brayan Jiménez, expresidente de la Federación de Futbol Nacional, es buscado por la justicia estadounidense por su posible vinculación a un caso de corrupción dentro de la FIFA. 

El pasado 3 de diciembre, el nombre del directivo guatemalteco apareció entre los involucrados en el caso de corrupción y Jiménez aseguró que estaba "dispuesto a colaborar". 

Sin embargo, al día siguiente se giró orden de captura y ya no se supo más de Jiménez. 

Agentes de la división antinarcóticos de la Policía Nacional Civil mantuvieron la vigilancia del caso hasta dar con su paradero. 

Jiménez fue encontrado con una apariencia muy demacrada, más delgado, con el cabello totalmente blanco y barbado.