El escocés Andy Murray se quedó con el título tras imponerse en la final del torneo de Múnich al alemán Phillip Kohlschreiber después de más de tres horas de partido.

Máxima igualdad, esa fue la tónica de la final alemana entre Murray y Kohlschreiber, resuelta por el primero en los desempates del primer y tercer set, después de tres horas y cinco minutos de partido.

Murray ganó 117 puntos y Kohlschreiber 118; el británico ganó un punto de rotura de los cuatro de que dispuso y el alemán dos de los cinco que consiguió.

La final comenzó este domingo pero el choque se interrumpió por la lluvia a los 23 minutos, al término del quinto juego del primer set con 3-2 para el tenista germano y se reanudó este lunes.

Con este triunfo, Murray consigue el primer título de la temporada y el trigésimo segundo de su palmarés.