Ronaldinho volvió a agitar la varita mágica. El crack brasileño solo necesitó de seis minutos en el partido del fin de semana que sostuvo su equipo, Querétaro, para marcar un doblete al América, uno de los clubes más populares de México. 

Los Gallos Blancos sorprendieron a las Águilas y los golearon 4-0 en su visita al Estadio Azteca. "Dinho" fue el encargado de cerrar la cuenta con dos goles en la recta final: en los minutos 86 y 90+2. 

Aunque el brasileño ha tenido una campaña irregular y apenas suma tres goles en el Clausura 2015 de la Liga MX, con el triunfo Querétaro se encuentra con posibilidades de clasificar a la Liguilla del fútbol mexicano. 

Cuando quedan tres fechas para que termine la temporada regular, Ronaldinho podría jugar su primera "Fiesta Grande" en tierras aztecas si mantiene el nivel mostrado en el último partido de su combinado. 

1. La magia existe en el fútbol. Son inolvidables sus pases sin ver y sus asistencias increíbles.

2. Siempre se puede estar feliz. Aunque su carrera ha sido exitosa, también ha tenido algunos fracasos, pero nunca perdió la sonrisa.

3. Humildad. Nunca se le ha visto hacer un desprecio a un aficionado.

4. Compañerismo. En todos los equipos que militó hizo grandes amigos. Solo miren este festejo.

5. Se puede ser exitoso y no perder el piso. El brasileño ha jugado en Barcelona, PSG y Milán y aún así sigue siendo el mismo que debutó en 1998 con el Gremio.

6. Los futbolistas grandes aparecen en los partidos importantes. El fin de semana pasado le marcó un doblete al América, uno de los clubes más grandes de México.

7. Un gran futbolista es capaz de poner de pie a la afición contraria.

8. El talento no se pierde con la edad. A sus 35 años, aún tiene destellos mágicos como en sus mejores tiempos.