Hay un "problema" que le está quitando el sueño al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y como ya no puede más, viajará a China para encontrar una solución.

Y es que la situación de Sergio Ramos, sigue sin resolverse y el interés que tiene por él, el Manchester United, hará que Florentino tome cartas en el asunto, y como no quiere sorpresas durante la gira mundial del equipo, viajará a China, donde se encuentra el plantel, para renegociar con el jugador, según publicó el diario "AS".

Pérez intentará resolver así, el tema que más preocupa a la afición blanca y tendrá que pactar una renovación con Ramos, quien seguro pedirá las mismas cantidades que el Manchester United le ha ofrecido pagar en forma de sueldo.