A los 11 minutos del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate se dio una jugada que pudo cambiar el destino del cotejo.

Lucas Alario se barrió fuerte sobre Guido Pizarro y el árbitro Julio Quintana solo decidió mostrar la tarjeta amarilla.

Al término del primer tiempo, "Millonarios" vence a los felinos con gol de cabeza de Alario.

Miren la falta del delantero argentino: