Lo que parecía solo un rumor fue confirmado por el portero Marc-André ter Stegen.

El guardameta reveló que no se siente cómodo con la actividad que tiene en Barcelona. Aunque el seleccionado alemán tiene el privilegio de jugar los partidos de la Champions League y la Copa del Rey, desearía estar presente en más cotejos.

"Quiero dar el siguiente paso y jugar más porque la situación es clara: si no hay un cambio habrá que hablar. Al final de la temporada habré jugado unos 25 partidos. Esto no es poco, pero cuando vuelva de la selección, probablemente ante el Real Madrid en el Clásico estaré en el banquillo. A largo plazo, esos duelos no son suficientes para mí", indicó el teutón al canal "SPORT1".

A pesar de que ventiló sus problemas, el arquero fue prudente sobre una posible salida al final de la temporada.

"Es demasiado pronto para pensar en una salida. Jugaremos contra Real Madrid en la Liga y Atlético de Madrid en la Champions. Veremos después que tiene pensado el club para mí ", concluyó.