La FIFA suspendió los aportes financieros a la CONCACAF y a la CONMEBOL, las dos confederaciones de fútbol del continente americano que han sido golpeadas por un escándalo de sobornos y corrupción. 

Según la FIFA, la suspensión de los pagos se mantendrá "hasta nuevo aviso". La entidad rectora del fútbol mundial indicó que "analiza nuevas medidas" con el fin de "aumentar el nivel de seguridad" para que los fondos sean liberados en el futuro.

Brayan Jiménez, expresidente de la Fedefut guarda prisión.

La CONCACAF, la confederación que gobierna el deporte en Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, confirmó que no recibió un pago de 10 millones de dólares. La entidad señaló que ha cumplido con todas las solicitudes de documentación hechas por la FIFA   "para asegurar que el asunto sea resuelto de una manera oportuna".

Los últimos tres presidentes de la CONCACAF y la CONMEBOL, la organización que rige el fútbol en Sudamérica, se encuentran entre los más de 30 individuos acusados por fiscales de Estados Unidos. Por Guatemala, el expresidente de la Fedefut Brayan Jiménez guarda prisión a la espera de la solicitud de extradicción de Estados Unidos.

Ambas confederaciones montarán en conjunto la denominada Copa América Centenario el próximo junio, con la participación de 16 selecciones en 10 ciudades estadounidenses.