Quien fungiera como secretario general de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), el francés Jerome Valcke, fue suspendido por la justicia interna de esta entidad durante 12 años de todas sus funciones ligadas con el fútbol.

El francés, de 55 años, fue substituido de sus funciones el pasado 17 de septiembre de 2015, tras haber sido involucrado con un caso de corrupción ligado con la reventa de entradas en el Mundial Brasil 2014, antes de ser despedido el 14 de enero.

Según lo diera a conocer la FIFA, Valcke trató de obstruir deliberadamente los procesos de investigación que se realizaban en su contra al borrar varios archivos tanto de su computadora como de sus correos electrónicos.