Ferrari, con su fichaje estrella Sebastian Vettel, y McLaren-Honda, con el héroe local Fernando Alonso, debutarán el jueves en los segundos entrenamientos de pretemporada de Fórmula 1 que se celebrarán en Barcelona y en los que ambas escuderías deberán mostrar sus aspiraciones para 2015.

El circuito de Montmeló (cerca de Barcelona) albergará dos sesiones de entrenamientos de cuatro días cada una: del 19 al 22 de febrero y del 26 de febrero al 1 de marzo.

Posteriormente, los monoplazas viajarán a Australia, donde comenzará la temporada 2015 de Fórmula 1.

Pese a todo el trabajo realizado durante el invierno en las fábricas y las simulaciones realizadas, nada puede sustituir a las pruebas que se hacen con los monoplazas en los circuitos, por lo que la doble sesión en Barcelona será el test casi definitivo para conocer las aspiraciones reales de los equipos, sobre todo de Ferrari y McLaren. 

La Scuderia dominó los entrenamientos celebrados en Jerez (sur de España) el mes pasado, logrando el mejor tiempo en tres de las cuatro jornadas, pero fue evidente que los pilotos de Mercedes-AMG, vigente campeón del mundo, prefirieron acumular kilómetros que lograr cronos impresionantes.

Barcelona supone un cambio de escenario, puesto que el trazado catalán es más rápido y la aerodinámica cuenta más, por lo que los ingenieros y mecánicos tendrán trabajo extra en el chasis de los autos, ahora que los posible problemas del motor V6 turbo Hybrid, de frenado o de suspensiones, ya están identificados.

Tres grandes preguntas a resolver en estos entrenamientos en Montmeló, donde los equipos regresarán a primeros de mayo para el primer Gran Premio en Europa de la temporada: ¿cuál será la distancia entre las Flechas de Plata y sus rivales?, ¿Ferrari confirmará la recuperación iniciada en Jerez?, ¿McLaren y Honda recuperarán el terreno perdido, después de que el constructor japonés regrese a la Fórmula 1 tras seis años de ausencia (de 2009 a 2014)?