Walter Ferreira, el kinesiólogo de la selección uruguaya que recuperó en tiempo récord al delantero Luis Suárez para el Mundial Brasil-2014, murió este domingo a los 64 años en un hospital de Montevideo, informó el diario El País.

Ferreira, quien padecía de un tipo de cáncer en los ganglios, se hizo conocido en el mundo luego de que 'el Pistolero' Luis Suárez le dedicara su primer gol ante Inglaterra, en la victoria de la celeste 2-1 por la segunda fecha del Grupo D del Mundial brasileño.

En varias fotografías quedó plasmado el agradecimiento del delantero del FC Barcelona hacia el kinesiólogo, que lo recuperó en tiempo récord de una rotura de meniscos ocurrida pocos días antes de la inauguración del Mundial.

Ferreira, también kinesiólogo del club Nacional, uno de los más populares de Uruguay, era conocido en el ambiente deportivo como "manosanta" por sus habilidades para sanar lesiones difíciles.

Por sus manos pasaron otros grandes jugadores uruguayos como Daniel Fonseca, Rubén Sosa y Paolo Montero; entre otros.