Acusado ante una corte de Nueva York de haber recibido varios sobornos entre marzo de 2011 y enero de 2013 por un total de 1,6 millones de dólares, el expresidente hondureño Rafael Callejas viajó este lunes a Estados Unidos para entregarse a la justicia de ese país.

Todo lo contrario ha ocurrido con el guatemalteco Brayan Jiménez, quien un día antes de que se le girara orden de captura, indicó que no estaba involucrado y que colaboraría en todo lo que se le pidiera, sin embargo, se dio a la fuga.

Brayan Jiménez figura entre los involucrados en el escándalo por corrupción de la FIFA.

Jiménez, expresidente de la Federación de Futbol de Guatemala, es señalado de lavado de dinero y por haber recibido sobornos para conceder derechos de transmisión de los partidos disputados por la Selección Nacional.

Por el escándalo de corrupción de la FIFA también fueron acusados el actual presidente de la Fenafuth quien además se desempeñaba como vicepresidente de la FIFA y de Concacaf, Alfredo Hawit, capturado el 3 de diciembre en Zúrich, junto al presidente de la Conmebol, Juan Ángel Napout. 

En total, son 11 los exdirectivos latinoamericanos (Concacaf y Conmebol) detenidos por el escándalo de corrupción que también golpeó al titular del organismo del futbol mundial, Joseph Blatter.