Después de unos días tumultuosos por el resultado del referéndum que concluyó con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la selección inglesa de fútbol espera no registrar mañana otro "Brexit" contra Islandia en los octavos de final de la Eurocopa.

La sorprendente y debutante selección islandesa está dispuesta a luchar con todos los medios por el máximo triunfo en la historia del fútbol de su país. Para Inglaterra, sin embargo, avanzar se trata de una obligación: perder ante "un país con más volcanes que futbolistas profesionales" podría costarle el puesto al seleccionador Roy Hodgson.

"Es muy simple. Si no ganamos, volvemos a casa. Entonces mejor que empecemos poco a poco a meter goles", advirtió Hodgson antes del partido en Niza. "No hay premios por posesión del balón, por la mayor cantidad de tiros de esquina o por el juego más bonito. Sólo recibes un premio si ganas", enfatizó el seleccionador, en vista del magro desempeño de su equipo en la fase inicial de la Eurocopa. Para llegar a los octavos de final, Inglaterra empató con Rusia 1-1, venció 2-1 a Gales e igualó sin goles contra Eslovaquia.

Desde hace diez años, el astro Wayne Rooney y sus compañeros esperan por un triunfo en la fase del K.O. Y desde el título en el Mundial de 1966, los "Three Lions" sólo lograron seis triunfos en duelos eliminatorios.

Del otro lado, Islandia se mueve sin presión y con el apoyo de una nación enloquecida por el fútbol, que goza de meter el dedo en la llaga inglesa. El país se convirtió en una de las grandes sorpresas de la Eurocopa al avanzar como segunda del Grupo F tras empatar 1-1 ante Portugal y Hungría y vencer por 2-1 a Austria.

En su época de seleccionador sueco, Lars Lagerbäck jugó seis veces contra Inglaterra. "No perdí nunca", advirtió con entusiasmo el actual coentrenador de Islandia. Heimir Hallgrimsson, que hace las veces de seleccionador jefe, tampoco duda en hacer comentarios irónicos sobre la sufrida historia de sus adversarios. "Ustedes están obsesionados con los penales. Si mal no recuerdo, nosotros marcamos siempre. Siempre convertimos, así que ¡tengan cuidado!", dijo.

Hallgrimson no está tan errado: en siete intentos, los ingleses perdieron seis veces en la instancia de penales, la última vez en la Eurocopa 2012 ante Italia.

Los detalles del partido los puedes seguir en nuestro a minuto a minuto