La reelección de Joseph Blatter como presidente de la FIFA provocó descontento en varios sectores, entre ellos, un grupo de estudiantes ingleses que iniciaron una original campaña para pedir la renuncia de “Sepp”.

Por ello, este grupo de estudiantes le mostró la tarjeta roja a la FIFA y está promoviendo la destrucción del videojuego oficial de la organización, del mismo nombre, y también pide a los gamers que se cambien a Pro Evolution Soccer, su principal competidor.

Uno de los líderes de esta campaña es David Mant, un estudiante inglés que pide a otros estudiantes boicotear el videojuego con licencia oficial, y que lanzará su nueva versión, FIFA 16, en septiembre.

Para Mant es “bastante malo” que la FIFA le haya dado a Rusia el Mundial de 2018 y no a Inglaterra, por eso planea destruir todas las copias del videojuego que caigan en sus manos.

“Este año, cuando llegue FIFA 16, no vamos a comprar ninguna copia. Ya tuvimos suficiente y es tiempo de ponerle fin al reinado de terror de la FIFA”, declaró el joven inglés al diario estudiantil "The Tab”.

Decenas de estudiantes ya se unieron a la campaña de Mant y han destruido sus copias de FIFA, mientras reclaman la falta de transparencia en el organismo, informó el diario británico “Daily Mirror”.

“Si el villano de comics, Joseph Blatter, no sabía nada de la corrupción en la FIFA, en serio es un gran incompetente. Mi boicot contra la FIFA comienza hoy. Comenzaré no jugando las ligas de CONCACAF, luego de que muchos de sus directivos fueran arrestados por el FBI”, confesó otro estudiante de 20 años, Gabriel Poground  quien ya está inscrito a la campaña de Mant.