El centrocampista alemán aseguró tras la victoria del Real Madrid en Gerselkinchen, que "era un mal momento para una fiesta" en referencia a la celebración del cumpleaños número 30 de la estrella del conjunto blanco, Cristiano Ronaldo.

"Estaba invitado, pero no fui a la fiesta porque ya me imaginaba que algo así podía pasar (risas). Es broma. Ahora en serio, esto no es algo sobre lo que yo deba hablar, es la vida privada y cada uno debe de decidir", expresó Kroos, reseña el periódico español Marca.

En cuanto a los últimos resultados del equipo merengue, el alemán dijo "Se debe relativizar un poco todo lo que se dice. Solo hemos perdido un partido".