El Leeds United atraviesa una complicada situación dentro y fuera de la cancha. El conjunto inglés se encuentra abajo de la media tabla de la Segunda División de Inglaterra, lejos de los puestos de ascenso de la Premier League, pero el actor Russell Crowe puede convertirse en el salvador del histórico equipo.

Además, su situación financiera no es la mejor, pues su dirigente Massimo Cellino fue declarado culpable por evasión fiscal, mientras estaba a cargo del Cagliari del fútbol italiano, por lo que la Liga le prohibió manejar al club inglés. 

Los hinchas del Leeds, tres veces campeón de la Football League (torneo que antecedió a la Premier League) y subcampeón de la Liga de Campeones de la UEFA en 1975, pidieron al protagonista de "Gladiador" y "Mente brillante" hacerse con el equipo para sacarlos de la crisis deportiva y económica. 

Crowe, ferviente admirador de los deportes y del Leeds United, hizo caso a los comentarios de los fans de los "blancos" y puede presentar una propuesta seria, siempre y cuando la mayoría de los seguidores del club estén de acuerdo. 

Russell Crowe conoce el significado de tomar las riendas de una entidad deportiva, algo que ya hace con el South Sydney Rabbitohs de rugby de Australia.