En las últimas semanas, una serie de rumores colocan al expeleador ruso Fedor Emelianenko de vuelta en los combates y su regreso sería nada más y nada menos que a la UFC.

La más feliz por el posible regreso del campeón ruso al octágono es Ronda Rousey, una de las deportistas más importantes del momento, y monarca de la división de mujeres de la UFC.

Y es que la estadounidense siempre ha demostrado una gran admiración por Emelianenko, de quien confesó estar enamorada en 2014.

“Hace un par de años atrás un amigo me mostró unos videos de él, y me dejó alucinada. Es la imagen de lo que se supone que un peleador de MMA debe ser. Siempre estaré no tan secretamente enamorada de Fedor Emelianenko”, declaró Ronda en conferencia de prensa.

Su admiración fue tal, que Rousey confesó que tendría “57 hijos” con él.

“Si quisiera tener 57 hijos, yo los tendría con él. Es verdad, aunque creo que está casado. Tengo poca suerte en el amor”, añadió la campeona de peso gallo de mujeres.

Sin embargo, la suerte de Rousey podría cambiar porque si el regreso de Emelianenko al octágono se da, su debut sería en la función de UFC 193, en la cual, la campeona defenderá su título ante Holly Holm el próximo 14 de noviembre.