España  se podría quedar sin las últimas jornadas de la Liga y la final de la Copa del Rey a partir del 16 de mayo.

Esto a causa de una huelga convocada por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y respaldada por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), como medida de rechazo al Real Decreto sobre derechos de televisión aprobado el pasado 30 de abril por el Consejo de Ministros.

Futbolistas, entrenadores, árbitros y trabajadores de varios clubes del fútbol ibérico se han sumado a la medida, no sin antes reiterar su disposición a dialogar con las autoridades españolas.

Pero, ¿cuáles son las causas que originaron esta medida que podría dejar sin fútbol a España de manera indefinida?

1. Rechazo al Real Decreto por reparto desigual de las ganancias.

De acuerdo con esta nueva ley, el reparto de las ganancias por derechos televisivos será de la siguiente manera: 90% para los clubes de Primera División y 10% para los de Segunda.

La AFE está en contra del reparto desigual de las ganancias que se traducirá en salarios con diferencias abismales entre equipos de Primera y Segunda División.

"Se nos ha llevado a un callejón sin salida, nosotros no queríamos llegar a este nivel”, apuntó en conferencia de prensa Luis Rubiales, presidente de la AFE.

En países como Alemania, el reparto es 79-21 y en Francia 81-19. Además, reclaman que no se tomó en cuenta a los equipos de la Segunda B y conjuntos femeniles.

2. La RFEF no fue tomada en cuenta.

La RFEF pidió ser tomada en cuenta para la creación de esta ley, pero no fue escuchada por el gobierno español a quien acusó de ignorarla.

"A diferencia de otras entidades, la RFEF nunca contó con el borrador del Real Decreto-ley, como hubiéramos deseado, al objeto de efectuar aportaciones para contribuir con buena voluntad a su mejora. Tan sólo en el último momento se nos ofreció una información parcial sobre una mínima parte de datos”, comunicó la Federación.

3. Desacuerdo en el reparto del dinero proveniente de apuestas oficiales.

La RFEF está en desacuerdo con la forma en que se repartirá el dinero procedente de las quinielas (un juego de azar gestionado por Loterías y Apuestas del Estado, basado en los juegos de la Liga).

En agosto de 2014, el Consejo Superior de Deportes (CSD) fijó que la RFEF debe repartir el 4.55% del ingreso por quinielas en proyectos destinados a potenciar a deportistas con proyección a futuro, y a actividades que promuevan el fútbol no profesional y el femenil, algo que no le gustó a la Federación.

4. Problemas económicos por nueva ley para los trabajadores.

Además, este Real Decreto obliga a que todos los clubes regularicen la situación de todos sus colaboradores, integrándolos al régimen de seguridad social. 

Según la RFEF, Los gastos de esta medida serían difíciles de absorber por los equipos pequeños lo que provocaría la desaparición de varias entidades por problemas económicos.

5. La RFEF se niega a devolver dinero

Por caso de las quinielas, en enero pasado, el CSD le abrió un expediente a la RFEF por no justificar algunos gastos provenientes de estas apuestas, ordenando que el dinero se devuelva de manera inmediata.

Sin embargo, la Federación asegura que el dinero ya fue gastado y totalmente justificado, por lo que no hay razón para que tal expediente fuera abierto.