Notablemente cansados pero con una enorme sonrisa y llenos de satisfacción, los quetzaltecos Carlos Argueta y Nancy Valdés, finalizaron los 21K de Xela, de la forma más inusual, corrieron todo el trayecto con los pies descalzos.

"Esta es  una iniciativa de mi papá. Existe una nueva técnica que circula en todo el mundo, que nuestros antepasados practicaban en Guatemala, y es la de correr descalzos, en otros países se le llama, correr con los pies desnudos", dice el corredor, hijo del ultramaratonista Carlos Argueta, quien hace varios meses decidió entrar a Xela corriendo hacia atrás. 

"Es parte de la corriente minimalista, usar solo lo necesario. Si Diosito nos hubiera querido con tenis, nos los hubiera enviado en una caja. Además es una forma sana de evitar lesiones y disfrutar la carrera", expresó Carlos Argueta, quien afirma que no es la primera vez que realiza la hazaña, y que junto con su amiga Nancy, han participado incluso en maratones.