Este fin de semana, Portugal venció a Armenia en partido rumbo a la Eurocopa 2016, en duelo en el que Cristiano Ronaldo fue la figura gracias a un hat-trick que marcó.

Pero el partido no fue fácil para el delantero del Real Madrid, quien fue hostigado los 90 minutos por la afición rival. Resulta que los armenios, aprovechando la rivalidad entre “CR7” y Lionel Messi, corearon “Messi, Messi”, durante todo el partido.

Sin embargo, el lusitano encontró una manera muy efectiva de “callar” a la afición rival, y lo hizo luciéndose con su actuación dentro de la cancha.

Tras marcar el segundo gol de la noche, Cristiano, se llevó la mano a la oreja indicando que “no escuchaba” los gritos de apoyo a Messi.