Qué difícil debe ser para un equipo de fútbol conceder 68 goles en sólo dos partidos, y aunque la cifra parezca irreal, lo cierto es que esta es la historia de la Selección Nacional de Micronesia, en Oceanía.

Este domingo 5 de julio, la Selección de Fiji rompió el récord de la victoria más abultada en la historia (a nivel selecciones nacionales), al golear 38-0 a Micronesia en el Bisini Sports Complex en Papúa Nueva Guinea.

Lo malo para los micronesios es que dos días antes, ¡Tahití les había metido 30 goles!. Esto como parte de los Juegos del Pacífico en Oceanía.

Sin embargo, la FIFA no reconoció la victoria de Fiji porque el partido se disputó con futbolistas menores de 23 años y este fue catalogado como un duelo juvenil en lugar de duelo internacional.

A pesar de ello, el 38-0 de Fiji a Micronesia supera por siete goles el 31-0 que Australia le propinó a Samoa Americana en 2001, que es oficialmente, la goleada más escandalosa en la historia del fútbol.