El autor catalán Jordi Calvet escribió una novela en la que se plantea un ataque terrorista en el Camp Nou durante el "Clásico" entre Barcelona y Real Madrid. Pero, lejos de la ficción, el mismo escritor comprobó que los operativos de seguridad en los estadios europeos son poco eficientes.

Calvet probó por sí mismo que tan verídico sería lo planteado en su novela. Por ello acudió al estadio del “Barça” con un pequeño pedazo de metal escondido en un sandwich, para probar la seguridad del recinto, y nadie lo detuvo.  

En el momento cumbre de “La Espada de Alá”, la última obra de Calvet, ocurre en una situación similar. El protagonista, un yihadista de origen tailandés pero de padre catalán, acude al Camp Nou y logra meter al estadio un arma de fuego con la que disparará a los jugadores del Real Madrid durante la celebración de un gol.

Mientras los asustados aficionados corren a las salidas del estadio, un coche bomba explota en el estacionamiento y termina de desatar el caos. Esto no es del todo descabellado, principalmente por la postura del Estado Islámico frente al fútbol. Esto fue lo que reportó el tabloide británico Daily Mirror, que describió estas escenas.

Esta organización, también conocido por sus siglas ISIS, prohíbe a sus militantes ver este deporte, pues lo consideran un producto de la “decadencia de occidente”. En marzo pasado, amenazaron con darle 80 latigazos a todo aquél que fuera sorprendido viendo el “Clásico” que se llevó Barcelona por marcador 2-1.

En la galería de fotos encontrarán los detalles sobre la producción de Jordi Calvet. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.