Gareth Bale ha desquitado los cerca de 100 millones de euros que el Real Madrid desembolsó para hacerse de sus servicios. Con una velocidad que lo hace inalcanzable y goles en momentos cruciales, el galés se ha vuelto una pieza clave en el esquema de Carlo Ancelotti.

Cuando Bale controla el balón y corre hacia el arco contrario, sus oponentes le temen. Una de sus carreras más recordadas fue en la Copa del Rey, cuando recorrió 59.1 metros en 7.04 segundos, para después mandar el balón al fondo de las redes y darle el título a los blancos en la final ante el Barcelona.

Pero ese no fue la única trayectoria recordada del galés, que bien podrían ser dignas de un atleta de velocidad. El ex futbolista del Tottenham ostenta el récord del sprint más rápido del Real Madrid con una velocidad máxima de 34.29 km/h en la fecha 15 ante el Almería. Además, ha sido el hombre merengue más rápido en cinco partidos más y el segundo más veloz en otros dos encuentros.

Mira en la galería otros datos del velocista merengue, Gareth Bale.