El poblado de Borlange, ubicado en el sur de Suecia, vivió este martes uno de los días más tensos de su historia, pues el equipo de la ciudad, el Dalkurd FF, debió viajar en el avión de Germanwings que cubría la ruta de Barcelona a Düsseldorf y que se estrelló en Los Alpes franceses.

Un cambio de planes de última hora le permitió a los integrantes del club, que milita en la tercera división sueca, salvar sus vidas. Los jugadores, listos para abordar la nave en Barcelona, decicieron que el tiempo de espera en Düsseldorf para volver a Suecia era demasiado, por lo que optaron por cambiar de itinerario.

En lugar de tomar el trágico vuelo, la plantilla del equipo se dividió en tres aviones diferentes. Así, todos llegaron a casa sanos y salvos tras hacer escalas en Zurich y Munich, para enterarse ahí del trágico suceso en Los Alpes.

“Había cuatro aviones que debían volar por encima de los Alpes en ese instante, y nosotros teníamos jugadores en tres de ellos. Podríamos decir que hemos tenido mucha suerte”, declaró Adil Kizil, director deportivo del equipo al diario Aftonbladet.

En la galería podrás conocer más sobre el Dalkurd FF. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.