El equipo RKC Waalwijk, de la segunda división de Holanda, cambió a los tradicionales niños que acompañan de la mano a los jugadores, por hermosas modelos de lencería, cuando saltaron a la cancha.

Esto se realizó debido a la preparación del Día de San Valentín, en donde también se promocionó la lencería que vestían las chicas.

Lo irónico de esto es que los locales fueron derrotados 1 a 0 por el FC Emmen, quienes estuvieron totalmente de acuerdo con esta exhibición inusual que generalmente representa el Fair Play en cada partido.