El escándalo protagonizado por Miguel Herrera, técnico de la Selección Mexicana y los comentaristas deportivos Christian Martinoli y Luis García, fue motivo suficiente para que el "Piojo" fuera destituido del cargo como estratega del "Tri", según dio a conocer hoy la Federación Mexican de Futbol (Femexfut) .

Los rumores y hasta posibles sustitutos comenzaron a circular en redes sociales desde anoche, los cuales indican que existió una reunión de varias horas, donde la Femexfut decidió rescindir el contrato de Herrera como técnico de "el Tri". 

Y es que el código de ética del organismo fue violado por  “El Piojo” en varios de sus punto, entre ellos el articulo 3 y 4:

"Toda persona que ostente un cargo o realice una actividad directa o indirecta relacionada con la FMF y el futbol federado, se adhiere a los principios y obligaciones contenidas en el presente Código de Ética, por lo que no podrá alegar desconocimiento o inexistencia de interés jurídico en su defensa, adoptando desde su ingreso o inicio de actividad, una conducta digna, auténtica e íntegra que evite infringir los principios contenidos en este Código"

 El artículo 8 demanda que:  "El respeto a la integridad moral de los otros es uno de los principios más importantes dentro del futbol federado, por lo que no se deberá realizar ningún tipo de declaración que tienda a desacreditar, desprestigiar, causar perjuicio o daño, o ir en detrimento de un tercero.
"En esta misma tesitura, cualquier sujeto a este Código de Ética  deberá abstenerse de emitir juicios públicos sobre el desempeño del Cuerpo Arbitral, de los Comisarios, de la FMF, sus órganos de gobierno y sus integrantes, así como de terceros involucrados, que tengan como intención o efecto, desacreditar, denostar, desprestigiar y/o causar perjuicio o daño".