Gonzalo Jara buscó sacar de sus casillas a Edinson Cavani y lo logró.

Corría el minuto 62 del partido de cuartos de final de la Copa América 2015 entre Chile y Uruguay y el duelo se encontraba muy parejo.

Entonces, el defensa se acercó a Cavani (quien se enteró un día antes que su padre atropelló y mató a un motociclista) para provocarlo.

Primero fueron ataques verbales cerca del oído, pero al ver que no funcionaba, Jara tocó con un dedo el trasero del delantero uruguayo.

El charrúa reaccionó de inmediato, lo cual le costó la tarjeta amarilla y dejó con un hombre menos a la "Celeste".

En la redes sociales no pasaron por alto la "jugada" de Jara contra Cavani.