A través de una carta publicada en su perfil oficial de Facebook, Ricardo Kaká se despidió de los aficionados del Sao Paulo donde pasó "seis meses de grandes emociones".

El internacional brasileño de 32 años de edad terminó su contrato con el club brasileño, mismo en el que debutó en el 2001, para emprender su nueva aventura en la MLS de los Estados Unidos. Kaká señaló que a pesar de que abandona la institución, no es una despedida por su corazón siempre estará en el Sao Paulo y, por ello, "le dejo mi agradecimiento a todos los empleados, dueños, al entrenador y mis compañeros" que le mostraron lo que es llevar con orgullo la camiseta tricolor.

Kaká afirmó que ahora va "a un gran reto en mi carrera" con el Orlando City de la Liga estadounidense de fútbol, "donde sin duda voy a ser capaz de contar con su apoyo y sus aplausos" para finalmente mandarle "un abrazo grande" a todos los aficionados.

Ricardo Kaká recientemente fue convocado a un encuentro de la Selección brasileña, tras seis años de ausencia, y a partir de 2015 será el jugador mejor pagado de la MLS con un salario de 7.1 millones de dólares anuales.