Con apenas 22 años, los Panamericanos que iniciarán el 10 de julio en la ciudad canadiense representan una gran oportunidad para Elizabeth, quien es la competidora más experimentada del equipo que representará al país sobre el tatami.
Cuatro años atrás, en Guadalajara, México, Zamora llegaba como la campeona en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez 2010, pero la suerte no estuvo de su lado al haber sido eliminada en la primera ronda.
Lejos de haber marcado un alto en el camino, la derrota contra la estadounidense Derianne Morales fue el preámbulo para un periodo de crecimiento que le permitió clasificarse a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los que estuvo a un triunfo de colgarse la medalla de bronce, y sumó otros triunfos en los Abiertos de España, Holanda, Argentina y, en forma reciente, los de Paraguay y Perú.
Sin duda el más importante para ella y un parámetro para tomar en cuenta fue el cetro que obtuvo en el Campeonato Panamericano que el año anterior se celebró en Aguascalientes, México.
 
¿Qué sensaciones te acompañan a las puertas de los Juegos?
Me siento bien y motivada, ahora tenemos un campamento en Monterrey en el que podré afinar detalles y llegar al cien por cien a Toronto.

¿Qué diferencia existe entre la Elizabeth que compitió en la anterior edición a la que se alista para estos Juegos?
Tengo más experiencia, soy una competidora más fuerte que en 2011 que conoce más a sus rivales y a la que también conocen mejor, pero tengo el mismo deseo de dar todo en la competencia.

En ese entonces eras la más joven de un grupo que incluía a Euda Carías y Federico Rosal, entre otros, pero ahora eres la más experimentada.
Sí, ahora somos un equipo nuevo y soy la única que ha estado en los Panamericanos, pero tengo mucha confianza en mis compañeros que tienen un nivel extraordinario y el deseo de dar lo mejor para Guatemala en Toronto.

Luego de varios fogueos y campamentos, ¿en qué condiciones llegas a la competencia contra las mejores de América?
El haber ido a los Abiertos de Paraguay y Perú me ayudó a tener bastante seguridad en cuanto a recursos para el combate y a probar algunas cosas. Ahora solo queda esperar el momento de salir a pelear y todos deben estar seguros de que voy a dar lo mejor de mí sobre el tatami.

En el tatami
El taekuondo es una de las esperanzas permanentes para el país en las justas del continente.

Tradición. Desde La Habana 1991, cuando Marco Prado obtuvo un bronce, la disciplina ha sumado en el medallero de las justas para Guatemala en forma consecutiva gracias a Mario Bonilla, con una plata en Mar del Plata 1995; Heidy Juárez con el oro en Winnipeg 1999; Euda Carías con un bronce en Santo Domingo 2003; Heidy Juárez con la plata y Federico Rosal con un bronce en Rio 2007; y Stuardo Solórzano, con un bronce en Guadalajara 2011.

El equipo. En Toronto 2015, junto con Zamora competirán Lucía Abadía (hasta 57 kilogramos), Francisco Palacios (58), Andrés Zelaya (68) y Guillermo Rodas (80).