Gracias al púgil de Nueva Santa Rosa, la delegación nacional sumó otra presea, la novena en las justas del continente y la primera para su disciplina luego de 20 años.Tomás Leiva, en Mar del Plata 1995, había sido el último seleccionado nacional en conseguirlo.

En el General Motors Centre de Oshawa (a casi 90 kilómetros de Toronto), Luna lanzó golpes y se defendió lo mejor que pudo contra el cubano Lázaro Álvarez, el gran favorito para revalidar el oro que obtuvo en Guadalajara 2011.

La dificultad para Luna de medirse a un bicampeón mundial y medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, marcó el resultado final.