Irlanda del Norte vivió este jueves uno de los episodios más importantes de su historia futbolística. Luego de perder en su debut en la Eurocopa ante Gales, los norirlandeses enfrentaron en la segunda fecha a Ucrania y sorprendieron a todos venciendo por 2 a 0. Con sólo dos encuentros en el torneo, ya que es primera vez que lo juegan, se dieron el lujo de sumar tres unidades para quedar con opciones de avanzar a octavos de final. 

Pero los hinchas de Irlanda del Norte llegaban con una gran pena a este encuentro, luego que Darren Rodgers, uno de sus hinchas, falleciera el pasado lunes tras caer de una baranda al vacío. Por eso, quisieron rendirle un homenaje en el partido ante los ucranianos y cuando se jugaban 24 minutos, edad que tenía el fallecido, se pusieron de pie para darle un aplauso cerrado. Un gesto que también fue seguido por los ucranianos, quienes no se quedaron ajenos al gesto de los norirlandeses.

Sin embargo, no sería el único gesto a Rodgers y los jugadores exhibieron una camiseta del Braid Utd, club de Rodgers, con un número 8 y el sobrenombre que lo caracterizada: Dar Dar. Un emotivo momento que se vivió en el estadio de Lyon. 

Y si los hinchas de Irlanda del Norte ya habían vivido suficientes emociones tras el homenaje a Darren Rodgers y la alegría del gol de McAuley, quien abrió el marcador ante Ucrania, la vida aún les tenía preparado algo más y lamentablemente sería una nueva tristeza. Luego del tanto, un fánatico de 62 años no aguantó la alegría y falleció por un paro cardíaco. Una jornada de altos y bajos la que vivieron los norirlandeses.