Un día para no olvidar vivió en Madrid Osama Abdul Mohsen, el refugiado sirio que fue agredido por la periodista húngara Petra Laszlo, quien acudió acompañado por sus dos hijos.

Osama y su familia son grandes seguidores confesos del club merengue y cumplieron uno de sus sueños al haber presenciado la práctica del primer equipo en la ciudad deportiva de Valdebebas y luego en la sede del club en el estadio Santiago Bernabéu en donde fueron recibidos por el presidente Florentino Pérez.

El directivo les extendió a los tres una invitación para que estén presentes el sábado en el partido que el Madrid jugará en casa contra el Granada por la cuarta fecha de la Liga española.

Junto con esto, Miguel Ángel Galán, el presidente del Getafe aseguró que trata de buscarle una oportunidad laboral a Mohsen quien fue entrenador de futbol en su país.

* Con información de agencias