En los últimos años, Mario Balotelli se ha dedicado a hacer más noticia por sus polémicas que por sus goles. Es que desde 2014, cuando fichó por Liverpool, el atacante ha hecho sólo dos tantos y los conflictos fuera de la cancha han abundado. 

Por eso, a nadie le extrañó que los Reds lo enviaran a préstamo a AC MIlan, club del que siempre se ha declarado hincha, para la temporada 2015/2016. En Italia el panorama no mejoró y al igual que en el equipo de Anfield, sólo marcó un tanto y su segundo paso por San Siro estuvo marcado por una rebelde pubalgia, que le permitió jugar sólo 825 minutos. 

Con este pobre rendimiento, Super Mario volvió a Inglaterra para ganarse un lugar en el equipo de Jurgen Klopp, pero no encontró espacio y ahora tendrá que buscar un nuevo club donde jugar y retomar el nivel que lo llevó a la elite del fútbol

"He hablado con él sobre eso. No está en una fase de su carrera en la que debería pelear con cuatro o cinco jugadores por uno o dos puestos, por eso está claro que necesitamos una solución", comenzó diciendo el técnico para justificar la decisión de dejarlo partido. 

Klopp ve actualmente a atacantes como Daniel Sturridge, Christian Benteke, Divock Origi o incluso Danny Ings por delante del italiano de 25 años. El contrato de tres años de Balotelli con el Liverpool no expira hasta 2017, aunque al club le gustaría deshacerse antes del jugador, pese a que ya estaría reformado de sus constantes problemas. 

"Seguro que habrá un club que estará muy feliz con el nuevo Balotelli. Había escuchado mucho sobre Mario. Pero desde que está aquí otra vez, ha sido un buen chico y no puedo decir otra cosa sobre él", dijo Klopp sobre el polémico futbolista, más conocido por sus escándalos fuera del campo que por sus goles.

Revisa en la galería de fotos las polémicas más recordadas de Mario Balotelli.