La edición 58 de la San Silvestre inicia y finaliza en el estadio Mateo Flores. Arranca a las 14:30 con la rama femenina. Recorre la Avenida Reforma y parte de Las Américas, el costo de la inscripción es de Q75, que puede pagarse en las agencias BAM.

Ansioso de lucir su nuevo disfraz y cuidando hasta el último detalle, así se encuentra Pablo Wong, que este 31 de diciembre correrá por vigésimo cuarta ocasión la Carrera San Silvestre, prueba que pone fin a las competiciones del año en Guatemala.

Wong ha sido el competidor que más veces ha ganado la categoría de disfraces de esta prueba de 10 kilómetros, que se realiza desde las 15:00 horas con salida y meta en el estadio Mateo Flores.

Sus atuendos del Hombre Reptil, Hombre Sistema Muscular, El Africano, Sacerdote Maya y Pirata del Caribe con Guacamaya le han dado el primer lugar, mientras que con el Hombre Árbol y el Pirata del Caribe con Loro se ubicó en la segunda posición.

Wong ha destacado por la vistosidad de sus disfraces, que él mismo elabora. Su especialidad es el bodypaint, que ha utilizado en casi todas sus participaciones.

Hombre Árbol.

Pablo Wong

Foto:

Mis disfraces se caracterizan por ser innovadores, coloridos y la mayoría hace referencia a un tema del año. Me gusta darle alegría a la gente y ver como   se divierte con lo que hago y con mi creatividad”, dice Wong, arquitecto de profesión y que adoptó la pasión por el atletismo a los 11 años.

Para disfrazarse, “el Arqui” como le llaman, pues es arquitecto de profesión, emplea entre 6 y 7 horas. “Empiezo a las 7 de la mañana y termino entre 1 y 2 de la tarde. El que más me costó fue el del Hombre Africano, porque utilizaba por primera vez la pintura para cuerpo”, agrega Wong, quien este año dice que sorprenderá con su nuevo atuendo.

“Utilizaré por primera vez el látex líquido, que sirve para hacer formas, tuvos PVC para mecanismo y llevaré un elemento que llamará mucho la atención. No es algo exagerado pero espero que guste”, agregó Pablo.

Pero su obsesión por sobresalir en la San Silvestre no lo es todo para Pablo, quien este 2015  impuso el récord de más maratones corridas en un año.

“Soy un amante de las carreras y este año logré el récord de más maratones en un año y ya llevo 28”, dice orgulloso.

Este 2015 corrió maratones en los 22 departamentos de Guatemala, y también compitió en dos en El Salvador, y Estados Unidos y una en Honduras, además de la Mayamaratón.

“Para algunos es una locura, y otros están más locos que yo, pero corro no para mejorar mis tiempos, y sí porque me apasionan las carreras de larga distancia”, concluye Wong, quien tiene cinco años de correr de manera oficial.