La mayoría de los futbolistas suelen mostrar respeto cuando se refieren a sus ex equipos y algunos llegan a demostrar públicamente su amor a una camiseta que vistieron hace mucho tiempo, pero en Inglaterra, un jugador llamó la atención por hablar con demasiada sinceridad de su antiguo club.

En duelo de la Ligue One (la tercera división de Inglaterra), Bristol City derrotó 3-0 al Swindon Town, rival directo en la lucha por el ascenso a la Championship y Aden Flint, entrevistado al final del partido, demostró que no hubo amor entre él y Swindon, su exequipo.

¿Habrán terminado mal su relación laboral? Lo cierto es que cuando a Flint le preguntaron si como exjugador del Swindon, les gustaría verlos ascendidos, él no lo pensó mucho y respondió con un sincero “no”. 

Además, el rostro del futbolista dejó ver que sus sentimientos para el que fuera su equipo de 2010 a 2013, no son de amor o gratitud.