David de Gea está a punto de ser el nuevo portero del Real Madrid y ocupar el lugar que dejó la salida del legendario Iker Casillas. 

Para cualquier futbolista, vestir la camiseta “merengue” puede ser un sueño, pero para David de Gea, al menos, antes de irse a Inglaterra, no lo era.

En 2011, el arquero español defendía los colores del Atlético de Madrid y aseguró que por ningún motivo se marcharía al gran rival de los “colchoneros”.

"No me iría al Real Madrid ni con un cheque en blanco”, declaró un joven De Gea a la revista “FHM Madrid”.

"Halaga el interés, es bonito, pero yo estoy muy contento aquí. Lo del cheque es jugoso, pero es que llevo desde cadete B en el Atlético, sería muy difícil irme”, añadió el español.

Estas palabras las dijo De Gea en enero de 2011, y al final de la temporada, se marchó a Manchester United. Hoy, está cerca de convertirse el el nuevo guardameta de los “merengues”.