Como si se tratase de una peste apocalíptica, el virus del ébola, que ya se ha cobrado la vida de cinco mil personas según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha levantado una alerta mundial y la discriminación ha comenzado a afectar a todos los africanos. El deporte no es la excepción.

La negativa de Marruecos a organizar la Copa Africana de Naciones, por temor a un contagio masivo, fue uno de los últimos eventos deportivos afectados por el ébola; pero uno de los casos más recientes,  el primero que sonó en Latinoamérica fue la exclusión de extranjeros, especialmente de africanos, en el medio maratón internacional 21K de Xela, en Guatemala.

El virus también ha afectado a futbolistas que juegan en las ligas europeas, hoy el Borussia Dortmund, de la Bundesliga, le impidió a su atacante gabonés Pierre-Emerick Aubameyang unirse a su selección, por temor a la epidemia de ébola que sufre ese continente.

"Sin caer en la histeria, hay algunos avisos del cuerpo médico. Tenemos que tener precaución con los jugadores y el club", subrayó Michael Zorc, mánager del Dortmund.

El ghanés Michael Essien, del AC Milan, tuvo que aclarar públicamente con prueba médica en mano su estado normal de salud, y el guineano Lass Bangoura, del Rayo Vallecano, prefirió exponerse a ser multado por su federación a ser despedido de su club.

Por medio de un comunicado, la FIFA ha apoyado que “los países más afectados por el virus organicen sus partidos internacionales en campo neutral”, y ha aconsejado que después de un partido en el que participe un país de alto riesgo “los clubes lleven a cabo un chequeo médico de todos los futbolistas”.

En Burkina Faso fue suspendida una prueba de ciclismo este mes, porque sería un evento que reuniría a “grandes aglomeraciones”.

Los Juegos Olímpicos de la Juventus tampoco se escaparon. Las justas de Nanjing, China, en agosto, vetaron la participación de cinco deportistas provenientes de Liberia, Nigeria y Sierra Leona, tres de los países más afectados por el ébola, además de Nigeria. Los tres países decidieron retirar a todos sus atletas del evento.

Lea también:

Africanos son excluidos de los 21K de Xela por miedo al contagio de ébola