Chelsea, líder del campeonato inglés, sufrió su primera derrota en los últimos 23 partidos al caer (2-1) en Newcastle (7º), este sábado en la 15ª jornada, en la que el Manchester City (2º) se situó a tres puntos al ganar 1-0 al Everton (11º).

Con esta victoria el City, vigente campeón, queda a slo tres puntos del Chelsea (36 frente a 33), en una situación ideal para asaltar el liderato a las puertas de la Navidad, cuando la Premier League se comprime y se suceden las jornadas en pocos días.

El verdugo de los Blues fue el senegalés Papiss Cissé, que anotó dos tantos en la segunda parte (minutos 57 y 58), y aunque el marfileño Didier Drogba recortó distancias (83), el líder no pudo rescatar ni un punto.

Steven Taylor vio la segunda tarjeta amarilla en el minuto 81 y el Chelsea lo aprovechó para encimar la portería de los Magpies y tuvo ocasiones para empatar el partido.

El Chelsea lo pasa mal casi cada vez que visita Newcastle y este sábado sufrió su tercera derrota consecutiva en Saint James Park, mientras que el equipo local toma aire tras una derrota y un empate que rompieron una racha de cinco victorias seguidas. 

Tras 498 minutos sin conceder un gol, los hombres de José Mourinho, que jamás ha ganado en Newcastle, controlaron el partido pero también carecieron de precisión en el área rival.

"No me obsesionan los récords y las estadísticas. Lo que quiero es ganar la liga", afirmó el técnico.