De la forma más tradicional, por correo postal, el Real Madrid decidió enviar una felicitación al Barcelona por haber ganado el triplete esta temporada, la Liga, la Copa del Rey y la Champions, pero para sorpresa del club azulgrana, debió pagar para poder recibirla.

Según una publicación del periodista Javier Matallanas del diario "AS", la felicitación llegó a las oficinas del Barça a través del sistema contra reembolso, lo que significaba que el club catalán estaba obligado a pagar para que la felicitación fuera depositada en su destino.

El valor del reembolso, según Matallanas fue de 23.98 euros, un costo insignificante, pero difícil de creer viniendo del Madrid, por lo que muchos han cuestionado la supuesta caballerosidad del equipo merengue.