El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) ratificó el martes la prohibición para el FC Barcelona de fichar jugadores hasta enero de 2016, por incumplir la legislación sobre el fichaje de menores.

El Barça que siempre se ha caracterizado por ser protagonista en los mercados de fichajes, por sus contrataciones principalmente de extranjeros, se verá maniatado durante los próximos meses.

El tribunal dijo en un comunicado que "rechazó" el recurso del Barcelona, tras constatar que el club "incumplió las reglas sobre protección de menores y el registro de menores que frecuentan las academias de fútbol".

El club español no podrá por tanto fichar en las dos próximas ventanas del mercado de fichajes (enero y junio 2015) y deberá pagar una multa de 450.000 francos suizos (374.142 euros, 455.000 dólares).

El Barça recurrió al TAS después de que la FIFA le prohibiera fichar en dos mercados consecutivos en abril, decisión confirmada en agosto por la Comisión de Apelación del organismo rector del fútbol mundial.

La FIFA, cuya decisión fue una bomba el pasado abril, reprochaba al Barcelona la contratación de varios menores, cuyo traspaso está en principio prohibido, salvo en casos especiales.

Esta dura sanción afectó al Barcelona, para quien La Masía, centro de formación del club, es el corazón del proyecto deportivo del que han salido muchas de las estrellas del primer equipo.