Después de un partido bien resuelto (3-1), el Barcelona tiene un pie en las semifinales de la Liga de Campeones y apostará por su tridente ofensivo Messi-Suárez-Neymar para evitar cualquier problema este martes, a las 12:45 horas, frente al París Saint-Germain, en la vuelta de los cuartos de final.

En el Camp Nou, la estrategia del Barcelona parece clara: no especular con el resultado y no dejar el menor resquicio a los parisinos, que llegan reforzados con Zlatan Ibrahimovic y Marco Verratti.

“El objetivo es pasar, pienso en positivo, la victoria siempre viene bien, no soy amigo de firmar resultados que no son victorias”, dijo el técnico del Barcelona, Luis Enrique, este lunes en conferencia de prensa previa al encuentro de hoy.

Y es que el PSG, que necesita marcar al menos tres veces, es junto al Real Madrid, el único equipo que ha logrado esa gesta esta temporada contra el Barcelona (3-2 en partido de la fase de grupos en septiembre).

Los jugadores del PSG confiían en el retorno de su figura, Zlatan Ibrahimovic.

Los jugadores del PSG confiían en el retorno de su figura, Zlatan Ibrahimovic.

AFP

Foto:

Una de las grandes esperanzas para soñar con la remontada es la vuelta de Ibra, el principal peligro para la defensa catalana.

Con las bajas de Thiago Motta y Thiago Silva, el PSG debe mostrar una cara diferente a la de la ida, aunque sea por orgullo.

Pero, con su tridente ofensivo Messi-Suárez-Neymar parece difícil que el Barcelona se derrumbe en su casa.

Si el Barça logra pasar hoy, alcanzaría las semifinales de Champions después de un año de ausencia, y sería su octava clasificación en las últimas 10 temporadas, de las que ganó en tres (2006, 2009, 2011).

En la otra llave, el Bayern de Múnich que dirige Pep Guardiola deberá completar una remontada ante el Oporto, gran sorpresa de la competición, que se impuso por 3-1 al equipo alemán, en el juego de ida y que espera completar la gesta este martes.