La amistad y compañerismo que tuvieron Derek Fisher y Matt Barnes en Los Angeles Lakers quedó sepultada por culpa de una mujer.

Fisher, actual entrenador de los New York Knicks, hizo una fiesta el pasado fin de semana junto a su pareja Gloria Govan, exmujer de Barnes, quien ahora juega en los Memphis Grizzlies, según "The New York Post".

Para sorpresa de los asistentes, Matt se enteró de la reunión y viajó cerca de 150 kilometros para ver a Gloria.

El hecho no fue del agrado de Fisher, por lo que se enfrascó en una pelea con su excompañero. A pesar del incidente, el entrenador se presentó el lunes al entrenamiento con su equipo sin mostrar daños de la pelea.

En la galería de fotos encontrarán las mejores fotos de las redes sociales de Gloria Govan.