No sólo futbolistas como Cristiano Ronaldo o Lionel Messi “vuelven” locos a sus fans. Gerard Piqué, defensa del Barcelona, demostró que también es capaz de hacer que sus seguidores comentan locuras para llegar a él.

Después del último entrenamiento del "Barça" previo al duelo ante Almería, dos aficionadas no pudieron controlar la emoción cuando Piqué salió en su automóvil de la Ciudad Deportiva Joan Gamper, por lo que corrieron detrás del vehículo del defensor para intentar obtener un autógrafo o una foto de él.

Una de ellas fue atrapada enseguida, pero la otra logró burlar al primer guardia de seguridad y siguió su carrera rumbo al vehículo de Piqué. A final de cuentas, ambas fueron detenidas.

Luego de que fueran dejadas en libertad, ambas aficionadas contaron que llegaron desde Colombia a Barcelona con el objetivo de llevarse un recuerdo del futbolista que también es pareja de su compatriota, Shakira.