El Sheffield United, club de la segunda división de Inglaterra, se encuentra en medio de la polémica, luego de que Ched Evans regresara al club y provocara la renuncia de la dirigente Charlie Webster.

El problema radica en que Evans vuelve al conjunto de la Football League One, después de haber estado en la prisión dos años, por ser acusado de violación.

Webster indicó a la BBC que la decisión de dar un paso al costado se debe a que, desde su perspectiva, Evans no le hará un bien al club. "No creo que Ched debería regresar al equipo, pues es un violador convicto".

Ched Evans, de 25 años, fue acusado de violación en 2012 y condenado a cinco años de prisión, pero recibió la libertad a mitad del castigo. El Sheffield, su equipo antes de que fuera a la cárcel, le permitió entrenar sin contrato para ponerse en forma.

La idea molestó a Webster, quien declaró que sufrió abuso sexual cuando era adolescente, y habló con el presidente del club, pero al no ver una respuesta positiva se despidió del equipo.

Conoce más a Charlie Webster en la galería.